jueves, 29 de agosto de 2013

Llegar a un fuego en 7 minutos mediante helicóptero desde cuatro bases

La Comunidad cuenta, a través del INFOMA, con un dispositivo de lucha contra incendios forestales que gracias a las brigadas helitransportadas permite llegar a un fuego en un tiempo máximo de 7 minutos. La región cuenta con cuatro de estas brigadas helitransportadas con bases en Navas del Rey, Valdemorillo, Bustarviejo y Arganda del Rey que dan cobertura a todo el territorio madrileño.

Llegar a un fuego en 7 minutos mediante helicóptero
El consejero de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno, Salvador Victoria, ha visitado una de estas bases, en concreto, la de la zona suroeste, ubicada en la localidad de Navas del Rey, que abarca once municipios: Villamanta, Villamantilla, Chapinería, Aldea del Fresno, Villa del Prado, Navas del Rey, Pelayos de la Presa, San Martín de Valdeiglesias, Cenicientos, Cadalso de los Vidrios y Las Rozas de Puerto Real, que son zonas de especial protección ya que el 75% de su terreno es forestal.


55 intervenciones este verano

La brigada de Navas del Rey está integrada por una cuadrilla de diez especialistas que se desplazan a los siniestros en helicóptero. Desde el 15 de junio, fecha de comienzo del INFOMA, hasta hoy, se ha activado en 55 ocasiones. De ellas, 31 eran de las denominadas de “despacho automático”, es decir, actuaciones en las que la brigada helitransportada se pone en marcha tras detectar una simple sospecha de fuego en el monte, incluso sin confirmar.

El helicóptero de la base de Navas cuenta con un depósito en forma de cuba con capacidad para transportar 1.200 litros de agua. Cuando se produce un aviso de incendio la aeronave sale hacia el lugar. Una vez en el incendio, el personal comienza las tareas de extinción, mientras la aeronave descarga agua sobre las llamas.

Llegar al fuego en menos de 10 minutos gracias al dispositivo ante incendios regional
Además, toda la comarca está permanentemente controlada por cuatro puestos de vigilancia situados en Peña Cadalso (Cadalso de los Vidrios); Peña Cenicientos (Cenicientos); Valdeyerno (San Martín de Valdiglesias) y La Almenara (Robledo de Chavela). El objetivo es tener controlada la zona y dar aviso a los medios de extinción a la primera señal de humo.

La labor de las brigadas forestales no se limita a la época de verano sino que durante el invierno realizan labores preventivas en el monte, consistentes en limpieza de veredas, rastrilleo, desbroce, apertura y mantenimiento de cortafuegos y podas. En los primeros meses del verano se ha trabajado sobre 372 hectáreas de la zona, prestando especial atención a los inter-face urbano-forestal, los perímetros de asentamientos y urbanizaciones, caminos de acceso y cunetas y zonas próximas a las carreteras.

Fuente: Es por Madrid


No hay comentarios:

Publicar un comentario