jueves, 2 de junio de 2016

Un nuevo incendio ¿provocado? en Calalberche


Hoy se ha producido un nuevo incendio forestal en Calalberche, en la zona del río Alberche, en una punta de la urbanización en la que queman rastrojos con frecuencia. Ya el año pasado, por estas fechas, hubo tres incendios casi seguidos, uno en el mismo punto. Y como se ha podido observar, hoy había varios focos simultáneos.

La eficacia de los servicios contra incendios ha funcionado muy bien, pues en poco tiempo controlaron los focos, dos muy fuertes y otros tres o cuatro menores, que produjeron una gran humareda tóxica.

Lo realmente preocupante es que en esta zona la vigilancia por fuerzas de seguridad es nula. Las medidas que se tomen dependen, básicamente, de que alguien presente una denuncia o llame al 112. Los cultivos de chopos son frecuentemente origen de graves contaminaciones atmosféricas, ya que sobre todo en otoño-invierno suelen talar chopos y quemar los restos, las raíces y maleza, y no sólo en días determinados, sino casi a diario. Un ejemplo de la gravedad de la contaminación es o que ocurrió el día que la alcaldesa de Madrid restringió el tráfico para bajar los niveles de contaminación. Estando la ciudad de Madrid prácticamente libre de contaminación atmosférica visible, hubo una gran humareda visible desde San Sebastián de los Reyes. Y cuál fue la sorpresa, que al volver de allí a Calalberche, la humareda subía desde los cultivos de chopos entre Calalberche y Villa del Prado. Aquello no era un incendio, sino simplemente la quema de rastrojos y restos de chopos.

¿Para qué sirven las leyes medioambientales contra contaminación atmosférica? ¿Cuál es la responsabilidad de las consejerías de medio ambiente de la Comunidad de Madrid y de Castilla-la Mancha? ¿De qué sirve el Seprona? Desde luego ni actúan ni están presentes en esta zona limítrofe entre las provincias de Madrid y Toledo ni se preocupan lo más mínimo por controlar el nivel de contaminación atmosférica. España pone, además, al Comisario para el Cambio Climático, Arias Cañete. ¿Existe un ejemplo mejor para la ineficacia? Arias Cañete, cuando era Ministro de Agricultura y Medio Ambiente, prefería ir a los toros antes que acudir a un gran incendio forestal.

Pero volviendo a Calalberche: Lo que haría falta en esta urbanización con una población estival de 13.000 y una población permanente de unos 1.000 habitantes, sería un puesto de la Policía Local. Con la gran cantidad de infracciones medioambientales, de tráfico, de ruidos, de normas para la recogida de basuras, el puesto se financiaría solo. Lo que no se entiende es que el ayuntamiento de Santa Cruz del Retamar sólo disponga de unos cuatro policías locales que nunca están en Calalberche, sino sólo en el pueblo, a 30 km de la urbanización, y que sólo aparece durante las fiestas locales y poco más. 


Transgresiones como la de hoy, con un incendio provocado junto al río, se podrían controlar mucho mejor. Y todos ganaríamos en calidad de vida y salud.